ESTADOS

"Elegí no vacunarme, pero respeto a quienes sí lo hicieron"

Abdiel dijo que hay un castigo social a personas antivacunas, pero señaló que la inoculación no es la única forma de protegerse contra el nuevo coronavirus

  • JOSÉ ANTONIO ALCARAZ
  • 29/07/2021
  • 13:32 hrs
  • Escuchar
"Elegí no vacunarme, pero respeto a quienes sí lo hicieron"
Para el joven pachuqueño, la mejor vacuna es el cuidado del cuerpo. (Foto: José Antonio Alcaraz)

PACHUCA.- Abdiel Salazar Cordero, terapeuta bioenergético, es uno de los jóvenes de Hidalgo que eligió no participar en la campaña de vacunación contra covid-19 para población de 30 a 39 años.

Si bien, dijo, su decisión dista de la de millones de mexicanos, que han accedido a ponerse el biológico, ésta se debe a que confía en que tiene un organismo sano.

"Yo creo que la responsabilidad no es ponerte una vacuna, la responsabilidad es contigo mismo, con el autoconocimiento de tu cuerpo físico, mental, emocional y energético", dijo en entrevista con la Silla Rota Hidalgo el también instructor y practicante de Taichi, Kendo, Kung Fu y Kali. 

 

¿POR QUÉ NO TE VACUNASTE?

"No veo la vacunación como única opción, de ahí viene mi decisión de manera personal, responsable y consciente. Ante cualquier dificultad, siempre hay que mirar alternativas, pues al ser terapeuta tengo que estar en las mejores condiciones físicas, mentales, emocionales y energéticas".

"Creo que nos han educado desde la familia, en las escuelas, en el seno dogmático y hasta en la propia ciencia para arrinconarnos en una esquina y no ver posibilidades. Pero cuando tienes opciones tu visión es más amplia, por ello, no me vacunaré".

Salazar Cordero mencionó que hay alternativas, como el autoconocimiento (investigación y estudio), alimentación y ejercicio. Refirió que requiere de trabajo, responsabilidad y disciplina, pero la gente está acostumbrada a que la solución de sus enfermedades sea a través de una cápsula o una vacuna.

El entrevistado refirió que la principal alternativa es el autoconocimiento del cuerpo, saber qué lo daña y qué hábitos y alimentos lo potencializan, así como el papel que juega el sistema inmunológico ante los virus.

Es necesario que uno se tome su tiempo, investigue, cuestione, estudie y practique. Hay mucha información en internet...".


NUTRIR EL CUERPO Y LA MENTE

Abdiel Salazar agregó que la alimentación es fundamental. La dividió en tres partes: física, mental y emocional.

El cuerpo funciona con lo que lo alimentas; entonces, si estás acostumbrado a comer una hamburguesa, un refresco o alguna fritura, tú mismo saca la conclusión de cómo será la calidad de nutrientes que le pones a tu cuerpo".


Por el contrario, dijo, si tienes una alimentación más consciente, rica en nutrientes, como lo son jugos verdes, cítricos, vitaminas o súper alimentos... tu bioquímica será otra y tu cuerpo estará funcionando en óptimas condiciones. Es algo básico.

Ahora bien, la alimentación mental y emocional. Es lo que constantemente está entrando a tu cuerpo a través de tus pensamientos; desde hace más de un año que inició la pandemia, el mensaje por demás trillado se resume en la palabra miedo.

Cuando uno tiene miedo, en automático entra en un estado de supervivencia, el cuerpo segrega sustancias oxidativas; el sistema inmune baja y es susceptible a contraer enfermedades. Estos pensamientos mueven emociones y, en consecuencia, la bioquímica.

EL DEPORTE, OTRA FORMA DE RESISTENCIA

El practicante de Taichi comentó que era un niño enfermizo. Le retiraron las amígdalas y las adenoides.

"Mi sorpresa fue que al investigar supe que estas son fundamentales para el sistema inmune, son el cubrebocas natural, pues ahí es donde se alojan las bacterias y los virus. Prácticamente, me dejaron sin cubrebocas natural.

Lee también en LSR Hidalgo: Amenazan pobladores de Cuautepec con quemar patrullas que ingresen a localidad

Sin embargo, como niño de 10 años fui muy reacio e inquieto y me apasionó el futbol, por eso no me importaba si me enfermaba, yo continué exponiéndome al sol, la tierra, el agua, el frío y aire. Eso me fortaleció el sistema inmunológico: la adaptación; incluso, me invitaron a formar parte de las fuerzas básicas del Club de Futbol del Pachuca.

Algo muy importante, es la práctica de la meditación y la respiración, dijo.

Quiero explicar que todos tenemos un cuerpo energético o campo electromagnético y no es esoterismo: es ciencia, y este se fortalece a través de la oxigenación.

Salazar Cordero acotó que el uso del cubrebocas podría ser contraproducente debido a que limita la absorción de oxígeno afectando el funcionamiento del cuerpo, principalmente del cerebro.

Otra alternativa, refirió, es el contacto con la naturaleza, con los elementos que en ella hay: el sol, el agua, el aire y la tierra contribuyen a mantener un equilibro en el cuerpo.

"Eso no te lo dicen en la televisión ni en las conferencias de prensa de los gobiernos, pues desgraciadamente estamos acostumbrados a buscar la solución en algo, en depositar nuestra responsabilidad fuera de nosotros y nos volvemos ciegos. Por ello, insisto, es importante el autoconocimiento".

¿QUÉ OPINAS DE LAS PERSONAS QUE SÍ SE HAN VACUNADO?

"Es muy respetable. Lo que se agradece de este sistema de salud mexicano es que nadie ha dicho que se tiene que vacunar obligatoriamente, es decir, todavía contamos con alguna libertad".

Sin embargo, enfatizó el entrevistado, lo que sí observa es un castigo social hacia las personas que piensan diferente o no van en el mismo sentido de la corriente.

Aquí hay un tema importante, pareciera que el juego está planeado como para dividir entre ´los que creen´ y ´los que no creen´ o ´los que se vacunan y los que no´, ahí sí se pone distancia entre los seres humanos, más allá de la ´sana distancia´, pues seres humanos desintegrados no tienen poder, pues no pueden organizarse".

Agregó que son inciertos los efectos colaterales de la vacuna.

No hay un cuestionamiento más allá de la responsabilidad colectiva. Respeto la decisión de cada quien, si tu confianza y fe está en una vacuna, está bien. Para mí, es algo que se hizo al vapor, y si no se hizo así, quiere decir que ya venía con mucha planeación".

Para el deportista el miedo y la incertidumbre que derivaron de la pandemia tienen efectos en el estado físico del organismo.

Los psicólogos dicen que cuando una persona tiene depresión, miedo o ansiedad, es más fácil que contraiga una enfermedad o sufra un accidente. Todo esto es programación, y esa programación lleva más de un año cinco meses en la agenda mundial".

Actualmente, se me hace común que las personas se enfermen, pues las condiciones en las que estamos son propicias: hay preocupación, ya sea por la falta de ingresos o de trabajo; hay mucho estrés, miedo e incertidumbre.

Por ello, tenemos que cuestionar más lo que sucede alrededor. Son válidas las decisiones que cada quien toma, pero aquí, insisto, la mejor vacuna es el autoconocimiento y el trabajo con tu cuerpo.



sjl