ESTADOS

El sospechoso rescate de Tecnosilicatos a alcaldías sin basurero

La clausura de dos rellenos sanitarios por parte de la Semarnath ha derivado en contratos para Tecnosilicatos de parte de seis municipios de Hidalgo

  • LORENA ROSAS
  • 14/06/2020
  • 19:50 hrs
  • Escuchar
El sospechoso rescate de Tecnosilicatos a alcaldías sin basurero
Las alcaldías de la región Tula-Tepeji y de Pachuca han contratado a Tecnosilicatos para el manejo de sus residuos sólidos. (Foto: LSR)

PACHUCA.- La clausura de dos rellenos sanitarios por parte de la Secretaría de Medioambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (Semarnath) han derivado en contratos para Tecnosilicatos de México S. A. de C. V., ya sea para el manejo temporal de residuos sólidos o para la construcción de nuevos espacios para el depósito de basura en las regiones de Tula-Tepeji y la zona metropolitana de Pachuca.

En la compañía participan socios contra quienes hay señalamientos en otras partes del país por pretender edificar basureros en suelo de fragilidad o con cierre de rellenos sanitarios ejecutados por la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem), al carecer de autorización para tirar desechos.

La firma con sede en el Estado de México se encarga del saneamiento, construcción y operación de vertederos de basura, crea estaciones de trasferencia incluyendo su equipamiento para compactar desechos y construye plantas generadoras de energía eléctrica mediante la conversión del gas que producen los residuos.

También oferta recibir desechos no peligrosos y recoge desperdicios de construcción como escombro o cascajo.

LA EXPANSIÓN DE TECNOSILICATOS EN HIDALGO

Desde el 1 de marzo que Tecnosilicatos se encarga del traslado y disposición final de los residuos sólidos de Pachuca, el gasto por tonelada de basura se elevó 50 por ciento, al pasar de 140 pesos a 210 pesos, según información del gobierno encabezado por la panista Yolanda Tellería Beltrán.

Considerando que al mes la capital de Hidalgo genera 7 mil 500 toneladas de desechos y que el ayuntamiento paga 210 pesos por tonelada, un millón 575 mil pesos del presupuesto de la ciudad es para la basura, del cual, al menos 40 por ciento se lo queda Tecnosilicatos.

El 10 de marzo, Yolanda Tellería anunció que había un convenio entre el ayuntamiento y Tecnosilicatos para que la empresa se hiciera cargo de la basura y con el pago por tonelada se construiría una sexta celda en El Huixmí, lo cual fue confirmado por el regidor de Morena, Navor Rojas Mancera.

El mismo asambleísta, –quien actualmente tiene licencia del cargo-, afirmó que contratar a Tecnosilicatos fue propuesta de la Semarnath, que encabeza el priista Benjamín Rico Moreno, quien al igual que Rojas Mancera, aspira a obtener la candidatura por la alcaldía de Pachuca en las próximas elecciones.

El edil morenista dijo que es "incongruente" pretender edificar una sexta celda, valuada en aproximadamente 10 millones de pesos, cuando el mismo titular de Semarnath, con anterioridad y antes de proponer a Tecnosilicatos, pretendía cerrar el basurero argumentado que había vencido su vida útil.

Yo veo poco prudente que la Secretaría de Medio Ambiente, durante más de un año, estuvo insistiendo en cerrar El Huixmí, de hecho, puso algunos ultimátums de que se tenía que cerrar".

El 21 de noviembre de 2018, durante su segunda comparecencia ante diputados del estado, Benjamín Rico fue tajante al declarar que era inviable abrir una sexta celda en El Huixmí; no obstante, dos años después cambió de opinión, pues según una carta aclaratoria de la Semarnath, se expidió un permiso para abrir una celda emergente con duración de un año.

A raíz un problema que surgió el 10 de febrero de este año entre la administración de Yolanda Tellería y 57 ejidatarios de El Huixmí que arrendaron su predio para depositar basura, lugar que cerraron tras alegar falta de pago del ayuntamiento, lo que ocasionó acumulación de residuos en calles y casas por una semana.

Hasta el 18 de febrero se reanudó la recolección de basura porque el ayuntamiento de Pachuca en coordinación con Semarnath acordó que, durante 10 días, los residuos se llevarían a Teoloyucan, Estado de México.

Con posterioridad, la alcaldesa de Pachuca informó que a partir del primero de marzo la basura de la capital hidalguense dejó de trasladarse a Teoloyucan para continuar en el Huixmí; esta vez, sin trato con los ejidatarios ya que se pagaría a la empresa Tecnosilicatos.

En la región Tula-Tepeji, la firma del Estado de México obtuvo contratos para el manejo de residuos después de que el 12 de abril de 2019 la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo clausuró forma definitiva el relleno regional donde depositaban su basura Tula, Atitalaquia, Tlaxcoapan, Atotonilco de Tula y Tlahuelilpan.

De abril a junio de 2019 los gobiernos de los cinco municipios contrataron a Tecnosilicatos para el traslado y disposición final de 4 mil 180.09 toneladas de basura, que generaron un pago mensual de 2 millones 909 mil pesos, de los cuales, 50 por ciento fueron subsidiados por la dependencia a cargo de Benjamín Rico.

En 11 de marzo de este año, el Cabildo de Tula, que encabeza el priista Ismael Gadoth Tapia Benítez, aprobó un nuevo contrato con Tecnosilicatos por cinco meses, para el manejo de 2 mil 126 toneladas de residuos hasta el 4 de septiembre de 2020, cuando termina la administración.

Nueve días después, la firma mexiquense obtuvo un contrato por seis meses con el gobierno del panista de Jovani Miguel León Cruz –quien enfrentó un proceso penal al inicio del 2020 por el ilícito de fraude-.

Además, la empresa Ramas and Son's Group Energy S. A. de C. V., propiedad de Rafael Carmona Pardo -socio de Tecnosilicatos- obtuvo contratos en mayo para el saneamiento del tiradero a cielo abierto de San Salvador, y un mes antes, colocó una geomembrana en la celda auxiliar de Villa de Tezontepec, luego de haber saneado el relleno sanitario el pasado marzo.

LOS SOCIOS DE TECNOSILICATOS

El acta de constitución de sociedad –de la cual LSR tiene copia- establece que la firma se creó el 6 de octubre de 2004 bajo el nombre Tecnocilicato de México, S. A. de C. V. con domicilio fiscal en Tultitlán, Estado de México.

Como presidente del consejo de administración figuró Anastasio Rogelio López López, en representación de la empresa Iecosa Corporation; en vicepresidencia quedó Rafael Carmona Pardo, mientras que Guillermo Schiefer Dziendzielewski, Francisco Antonio Carmona Miñon y José Ramón Alonso Pujol, se ostentaron como consejeros.

De los cinco socios que participaron en la creación de la compañía cuatro son personas físicas y una moral que corresponde a Iecosa Corporation, firma que tuvo contratos a nivel federal no relacionados con la basura, sino para proveer camiones al organismo descentralizado Caminos y Puentes Federales (Capufe).

Mediante adjudicaciones directas y licitaciones obtuvo más de 10 millones de pesos entre 2004 y 2005. Mientras que en 2006 compró las bases del procedimiento para recolección, traslado y tratamiento de la basura en el municipio de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, aunque desertó de la licitación.

Guillermo Schiefer Dziendzielewski consiguió contratos de arrendamiento con el gobierno de Hidalgo durante la administración de José Francisco Olvera Ruíz. El 11 de diciembre de 2014 se firmó un convenio por 25 mil 984 pesos mensuales para la renta de una bodega de 600 metros cuadrados ubicada en el Central de Abastos de Pachuca.

Dicho contrato muestra que, en aquella anualidad, Guillermo Schiefer se apersonó como administrador único de la empresa Abarrotes Sahuayo de Occidente S. A. de C. V., que, con 27 centros, se encarga de la distribución de abarrotes en México.

En el sector empresarial, de 1997 a 1998 Schiefer fue titular de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), mientras que en 2009 buscó encabezar la Confederación de Cámaras Industriales (Concamín).

ACCIONISTAS CON DEMANDAS Y CIERRES DE BASUREROS

Rafael Carmona Pardo, además de ser vicepresidente y consejero de Tecnosilicatos, es socio de tres empresas, una de ellas se dedica al tratamiento de basura y tiene señalamientos por ejecutar proyectos sin manifiesto de impacto ambiental.

Es socio mayoritario en Ramas and Son's Group Energy S.A. de C. V. en donde colabora con dos de sus hijos, Francisco Antonio Carmona Miñon y Luis Carmona Miñon.

Desde el 12 de septiembre de 2012 la empresa se dedica a la elaboración de estudios y proyectos para el manejo de residuos sólidos peligrosos, también comercializa productos reciclados.

Dos años después de su constitución, solicitó al gobierno del Estado de México construir y operar un relleno sanitario en una superficie de más de 85 mil metros cuadros, dentro del sitio de disposición Rincón Verde, perteneciente al ejido de San Mateo Nopala, municipio de Naucalpan.

Sin embargo, a través de una resolución emitida el 20 de enero de 2015, el gobierno de Eruviel Ávila le negó el permiso, debido a que la firma edificaría en una zona en proceso de restauración y "fragilidad ambiental". De acuerdo con el informe, la empresa pretendía ocupar más de ocho hectáreas, cuando lo permitido eran tres, además, omitió adjuntar estudios respecto al conocimiento del sitio.

Aunque a nivel estatal no se permitió la edificación, Ramas and Son's Group Energy tomó la operación del sitio de disposición Rincón Verde ya establecido, pero el 26 de diciembre de 2015 la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem) clausuró el tiradero porque carecía del manifiesto de impacto ambiental, también fue sancionada con una multa superior a los 100 mil pesos por afectaciones al suelo.

El 15 de enero de 2010, la Dirección General de la Unidad de Fiscalización de los Recursos de los Partidos Políticos, del entonces Instituto Federal Electoral (IFE), inició un procedimiento administrativo sancionador contra Francisco Antonio Carmona Miñon, otro de los socios de Tecnosilicatos.

En aquel año, le observaron hechos que constituían probables infracciones al numeral 345 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, que refiere a la negativa de entregar información requerida por el Instituto o concederla en forma incompleta o con datos falsos.

Aunque para el 7 de junio de 2012 el Consejo General del Instituto Federal Electoral sobreseyó el procedimiento e impuso una amonestación pública.

Previo a dicho incidente, Carmona Miñon junto con su padre Rafael Carmona Pardo –ambos socios de Tecnosilicatos- enfrentaron en 2008 un procedimiento judicial por fraude, según lo que publicó el medio de comunicación Reforma, quien agregó que Miguel Gómez Mont, exdirector del Fondo Nacional de Fomento al Turismo de México (Fonatur) denunció que les habría prestado 30 millones de pesos para un proyecto relacionado con el tratamiento de basura.

En Hidalgo, Tecnosilicatos empezó a obtener contratos con alcaldías a partir del sexenio de Omar Fayad, que empezó en 2016 y culminará en 2022.

SEMARNATH RESPONDE

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo fue consultada previo a la publicación de este reportaje; no obstante, la dependencia gubernamental expidió una carta aclaratoria posteriormente.

La Semarnath indicó que mantiene la decisión de no autorizar una sexta celda en el Huixmí con el relleno tradicional como lo solicitaba el municipio de Pachuca.

Por el contrario, en el mes de febrero del presente año se acordó junto con la Presidencia Municipal de Pachuca construir una celda emergente sin ningún cargo al erario municipal o estatal, por un periodo no mayor a un año, a cargo de la empresa Tecnosilicatos de México en sociedad con los ejidatarios para resolver de forma urgente el problema de salud que originó la interrupción de la disposición de residuos de la zona metropolitana de Pachuca ante el cierre del relleno sanitario.

Es importante aclarar que la elección y decisión de asignar el contrato a Tecnosilicatos de México, es una facultad exclusiva del Ayuntamiento de Pachuca, tal como lo establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes ambientales vigentes en nuestro estado. Por su parte, la SEMARNATH analiza las propuestas técnicas de cada proyecto, y en consecuencia realiza la evaluación de impacto ambiental.

Lo anterior, con base en el artículo 115 fracción III de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que a la letra dice: "Los Municipios tendrán a su cargo las funciones y servicios públicos siguientes: c) Limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos".

Por otra parte, en la resolución SEMARNATH/IA-P3-018/2020 con fecha del 27 de febrero del año en curso, otorgada a Tecnosilicatos de México, establece que la celda emergente podrá ser utilizada por un periodo no mayor a un año con una capacidad de 400 toneladas diarias, en tanto el Ayuntamiento de Pachuca adopte las tecnologías necesarias que permitan la valorización y aprovechamiento de los residuos sólidos.

La Secretaría del Medio Ambiente recibió y analizó conjuntamente con el Ayuntamiento de Pachuca, 15 propuestas de igual número de empresas para el tratamiento de los residuos, de las cuales, la Presidencia Municipal decidió contratar a Tecnosilicatos de México.

TULA-TEPEJI

Respecto a la situación de la región Tula-Tepeji, los Ayuntamientos de Tula, Atitalaquia, Tlahuelilpan, Tlaxcoapan y Atotonilco de Tula decidieron contratar a la empresa señalada, para establecer el sitio de transferencia de residuos sólidos al relleno sanitario de Teoloyucan, Estado de México.

Dicho sitio recibe diariamente 140 toneladas de residuos, los cuales no permanecen más de 24 horas en el lugar; la operación de este sitio es temporal, en tanto se den las condiciones para la instalación de la planta regional de valorización. 

En este caso, también fueron analizadas conjuntamente 9 propuestas técnicas de igual número de empresas.

RECHAZA TECNOSILICATOS EJECUTAR PROYECTOS SIN MANIFIESTO DE IMPACTO AMBIENTAL

En un escrito enviado a LSR Hidalgo, Tecnosilicatos rechazó que ejecute proyectos sin Manifiesto de Impacto Ambiental; "por el contrario nuestro personal ha trabajado en múltiples proyectos de saneamiento, tratamiento y manejo de residuos sólidos en la Ciudad de México, Quintana Roo, Estado de México, Veracruz, Aguascalientes entre otros, consolidándonos como empresa líder en la zona centro en el manejo de residuos siempre en cumplimiento con las disposiciones legales y ambientales vigentes".

En el escrito, Rafael Carmona Pardo, presidente del Consejo de Administración, aseguró que gracias a la adecuada gestión, valorización y tratamiento de los residuos sólidos mediante el uso de nuevas tecnologías, han impulsado proyectos energéticos renovables, que han permitido mejorar sustancialmente el Sistema General de Manejo de Residuos.

Respecto a los integrantes del Consejo, dijo que los socios, que en su momento invirtieron en la empresa y posteriormente decidieron salir, "se retiraron con su capital sin que quedará algún pendiente por saldar por ambas partes".

 

 

sjl