ESTADOS

"El covid no existe, decía mi padre... murió en mis brazos"

El papá de Eduardo como más de cien mil personas en México falleció a causa del letal coronavirus

  • LORENA ROSAS
  • 22/11/2020
  • 20:56 hrs
  • Escuchar
El covid no existe, decía mi padre... murió en mis brazos
Con apenas 19 años, Eduardo se quedó huérfano de padre, al igual que sus tres hermanas de 17, 12 y 10 años. (Foto: LSR)

PACHUCA.- Eduardo recuerda la fecha y hora con exactitud, eran las 13:15 del 25 de mayo cuando su padre murió convulsionado entre sus brazos luego de que le diagnosticaran covid-19.

Al papá de Eduardo lo mató la incredulidad sobre la enfermedad, la necesidad de trabajar durante la pandemia para subsistir y no atenderse a tiempo en una clínica.

"Mi padre era de esas personas que decía: ´el covid no existe, es una enfermedad inventada´. Definitivamente él no creía (...) mi familia pensaba, incluyendo a mis hermanas, que esto era un virus inventado por el gobierno".

EL DIAGNÓSTICO ERRÓNEO

El 23 de julio el papá de Eduardo celebraría su cumpleaños número 41, pero no lo logró, murió a los 40 en el Hospital ISSSTE Columba Rivera Osorio de Pachuca, justo 59 días previo a su festejo.

Ingresó al área covid del nosocomio el 25 de mayo, aunque semanas previas había comenzado con dolor de garganta y malestar en el cuerpo.

Lee también en LSR Hidalgo"Primero la salud... ya volveremos a los cuadriláteros"

Eduardo recuerda que fue durante la penúltima semana de mayo cuando su padre consultó a dos médicos particulares que eran de su confianza y conocía de años, ambos le diagnosticaron gripa y recetaron medicamento para atender dicha enfermedad, aunque no hubo mejoría.  

Mi papá empezó a sentir síntomas, le empezó a dar fiebre, no se le controlaba la fiebre con ningún tipo de medicamento, pensamos que era una gripa o alguna infección en la garganta y lo pasamos por alto, así se quedó como una semana”.

Los síntomas cambiaron de molestias en la garganta a no comer, problemas para respirar al dormir y pocas ganas de platicar.

Las cosas comenzaron a complicarse, mi padre tenía dificultad para respirar, no podía oler bien, no podía comer, se le dificultaba caminar, hasta el punto de no pararse de la cama o del sillón (…) nos preocupamos demasiado, porque ya de plano no podía hablar, decía incoherencias”.

La noche del 24 de mayo los síntomas empeoraron, el papá de Eduardo fue trasladado a una clínica particular y a las 22:00 horas recibió el diagnóstico correcto: positivo para el virus SARS-CoV-2.

Desde el momento que nos dimos cuenta que sí era covid nos entró pánico, pensamos que debimos atenderlo mucho antes, pero desafortunadamente pensábamos que era una simple gripa”.

“MI PADRE MURIÓ EN MIS BRAZOS”

Al día siguiente de los resultados el paciente fue transportado al ISSSTE, aunque debido a su sobrepeso, las enfermeras pidieron el auxilio de Eduardo para poder cargarlo, pues aquel 25 de mayo convulsionó dos veces antes de morir.

Primero me dijeron: ´tú vete al área de espera´, pero él empezó a convulsionar y nadie lo pudo levantar. Al principio me espanté demasiado, yo le decía a mi papá: ‘¿qué te está pasando?, reacciona, y reaccionó; pero la segunda vez que le hablé para que reaccionara, lamentablemente había fallecido (…) yo estuve con él en todo momento, lamentablemente falleció en mis brazos”.

A causa de las restricciones por la pandemia y para evitar la propagación de covid-19, no hubo velorio ni sepultura.

El padre de Eduardo fue cremado a las 12 de la madrugada en la funeraria La Luz, del municipio de Tulancingo, a poco más de 50 kilómetros de Pachuca, pues en la capital del estado los servicios de cremación estaban saturados.

LA VIDA DEPUÉS DEL COVID-19

Con apenas 19 años, Eduardo se quedó huérfano de padre, al igual que sus tres hermanas de 17, 12 y 10 años, por ello prefiere omitir el nombre completo de su papá.

A solo dos días de la muerte de su familiar la preocupación comenzó nuevamente, pues ahora, su madre de 35 años empezó con síntomas covid, un poco de tos, aunque sin fiebre, además de dolores en el pecho al toser.

Los malestares también se extendieron a su hermana de 17 años, aunque ninguna de las dos requirió de hospitalización, solo aislamiento

El confinamiento a su vez, trajo consigo angustia y tristeza en la casa de Eduardo, así como temor de salir y contagiarse.

Mis hermanas bajaron sus estados de ánimo, eran unas niñas alegres, fue un cambio drástico, casi todos los días eran lamentos y llanto, sales con el miedo de que si no tienes las precauciones o tienes las medidas necesarias o te descuidas por un momento, te vas a contagiar, dices tengo una tos, es covid, tengo un dolor de cabeza, es covid”.

Tras el deceso del padre de Eduardo, los ingresos económicos disminuyeron por lo que él y su madre pusieron un negocio de venta de ropa y jarcería, actividad económica ha permitido a él y sus hermanas continuar sus estudios.

Con anterioridad su padre era el único proveedor de la familia, en el primer trimestre de 2020 recién había empezado un nuevo empleo en una compañía incorporada a Teléfonos de México, su trabajo consistía en instalar cableado de internet en la zona metropolitana de Hidalgo y, por lo tanto, ingresaba a diversos domicilios, donde Eduardo y sus familiares creen que pudo contagiarse.

LOS QUE HA MUERTO POR COVID

Para el 25 de mayo, cuando murió el padre de Eduardo, en Hidalgo se habían registrado 215 defunciones por covid-19.

Además de mil 319 casos confirmados, 285 sospechosos y 238 casos de pacientes recuperados, de acuerdo con datos de la Dirección General de Epidemiología (DGE) de la Secretaría de Salud (Ssa).

En aquella fecha, también se informó que los municipios con mayor número de casos eran Pachuca con 288 incidentes, Tizayuca con 111, Mineral de la Reforma con 109, Tulancingo de Bravo con 65, Apan con 52, Tula de Allende con 42 y Tepeji del Río con 41.

Si bien, Eduardo mencionó que su padre no padecía diabetes o hipertensión, sí reconoció que tenía obesidad, una de las principales enfermedades que padecía el 70 por ciento de las personas que fallecieron por covid-19 en Hidalgo, de acuerdo con un análisis de los datos abiertos de la Dirección General de Epidemiología realizado por LSR Hidalgo y publicado el pasado 26 de julio.

Al cierre de esta nota, en México más de cien mil personas habían fallecido a causa del nuevo coronavirus.

(Fotografías y video: Ian Lima)


sjl