ESTADOS

Contagios, asaltos y rechazo, los riesgos detrás de organizar elección

Los Caes reclutan y capacitan a funcionarios de casilla, para la elección del 18 de octubre, en un contexto de apatía, enfermedad y desconfianza

  • OLIVER GARCÍA
  • 20/09/2020
  • 19:55 hrs
  • Escuchar
Contagios, asaltos y rechazo, los riesgos detrás de organizar elección
La Junta Local del INE prevé que participen alrededor de 24 mil ciudadanos en la realización de la elección del 18 de octubre. (Foto: LSR)

PACHUCA.- Ciudadanos apáticos, ser víctimas de delincuentes y el riesgo de contraer covid-19 son los desafíos que sortean Capacitadores Asistentes Electorales (Caes) para notificar y preparar a los vecinos que se encargarán de registrar y contar los votos de la elección del próximo 18 de octubre, cuando se renovarán las 84 alcaldías de Hidalgo.

Los Caes son el vínculo del Instituto Nacional Electoral (INE) con los ciudadanos. Su trabajo es notificar y capacitar a quienes resultaron insaculados como funcionarios de casilla, aunque esto implique acudir a localidades lejanas, exponerse a la delincuencia y al contagio del nuevo coronavirus.

“El miedo todos los tenemos, no nada más nosotros. Hay que salir a trabajar, hay que salir adelante y esperamos que los funcionarios quieran participar. Esperamos que vayan a cuidar su voto, nosotros hacemos un gran esfuerzo”, señala Elvira –nombre modificado–, quien se desempeña como Cae en el distrito VII Tepeapulco.

Los Caes fueron contratados en febrero, permanecieron cuatro meses resguardados en sus hogares por la pandemia y posterior suspensión de las elecciones.

El 3 de agosto salieron nuevamente a las calles, luego de que el INE reactivó el proceso electoral y sacó de las listas a integrantes de grupos de riesgo al virus SARS-CoV-2, como personas de la tercera edad, lo que redujo el número de funcionarios que ya estaban notificados.

Aunque los Caes acuden a las viviendas con cubrebocas, careta, gel y practican el lavado de manos constante, se enfrentan a una nueva normalidad en la que predominan enfermedad y desconfianza.

Obviamente no quieren, no te abren la puerta, no te reciben, no te dejan entrar a las privadas. Nos ha sucedido que nos dicen: ‘la persona está en el hospital’ o ‘mi hija se contagió de covid’. Nos pasó que una compañera visitó a una persona y a los dos días le habló para decirle que su hija había salido positiva, entonces la compañera estaba muy asustada porque había visitado mucha gente y ella era la principal sospechosa”.

Los Caes usan formularios de papel y bolígrafos, lo cual, dice, es una forma de contagio que podría evitarse si se empelaran dispositivos electrónicos como los que usan encuestadores del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Me parece que hay un compañero que falleció (de covid-19), yo no tuve la fortuna de conocerlo, pero en el distrito en el que yo estoy ya murió un compañero, eso fue durante la cuarentena”.

Asimismo, en febrero, en los primeros meses de labores, otro de sus colegas fue asaltado en el distrito VI con cabecera en Tulancingo de Bravo, reportó José Luis Ashane Bulos, vocal ejecutivo del INE.

Le robaron su celular y la documentación que traía (manuales y cartas de notificación), fue los primeros días, le quitaron los documentos y los repusimos. El único riesgo es que se le pueda dar mal uso a esa documentación, pero estamos bien identificados", explicó en ese momento.

Pese al panorama adverso, los meses que no salieron a campo, los Caes continuaron su capacitación y recibieron su salario de 8 mil pesos.

PARTICIPAN MÁS EN COMUNIDADES

Elvira detalla que existen diferencias entre las zonas rurales y aquellas más urbanizadas: en las primeras, los habitantes se organizan y responden de manera favorable al llamado del INE, mientras en las segundas hay reticencia.

Ha habido ocasiones en las que nos cierran la puerta en la cara o ellos mismos dicen que no son ellos, cuando el vecino te acaba de señalar que sí son las personas que estamos buscando. Entonces no, les pedimos que no hagan eso, vamos debidamente uniformados, debidamente capacitados, creo que la cultura de la democracia está muy abierta en México para todos y hay que aprovecharla”.

Uno de los motivos del rechazo, sostiene, es el salario, pues por ser representantes de un partido político en los centros de votación, los ciudadanos pueden recibir hasta mil pesos; sin embargo, el año pasado el INE erogó apenas 450 pesos para cada integrante de mesa directiva de casilla, más el apoyo de la alimentación.

Cuando voy a buscar a las personas, me detengo hasta que encuentre las que me falten. Si yo tengo siete casillas, tengo que completar 49 personas aptas. Estuvimos día y noche, muchos compañeros todavía esta semana estuvieron buscando personas porque no se completan, les dicen que sí y a los dos días les llaman y les dicen que no”.

Para la elección del 18 de octubre, la Junta Local del INE prevé que participen alrededor de 24 mil ciudadanos, entre titulares y suplentes, para 3 mil 882 casillas en mil 759 secciones, de las cuales mil 759 serán básicas, mil 852 contiguas, siete especiales y 264 extraordinarias.

Hasta el 31 de julio la lista nominal estaba integrada por 2 millones 191 mil 121 personas con posibilidad de ejercer su derecho al voto. El corte final se entregará el próximo 2 de octubre, tras la entrega de las credenciales restantes.

ADAPTARSE A LA NUEVA NORMALIDAD

Elvira explicó que reúnen en pequeños grupos a los ciudadanos insaculados para que se conozcan entre sí y reciban la capacitación correspondiente, que incluye medidas de higiene.

Aunque el INE no ha publicado el protocolo sanitario, el presidente del organismo autónomo, Lorenzo Córdova Vianello, informó que será obligatorio el uso de cubrebocas, sin embargo, no se podrá negar el acceso a las personas que no lo porten, sino que las autoridades tendrán la obligación de proporcionarlo para que puedan ejercer su derecho.

Los electores podrán llevar su propio marcado y seguirá siendo utilizada la tinta indeleble para marcar el dedo pulgar de quienes ya sufragaron, pues el componente de ácido que tiene elimina los riesgos de contagio, sostuvo.

Otro de los planteamientos realizado por los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) es establecer horarios más amplios u horas especiales para que los grupos vulnerables –como adultos mayores o personas con alguna comorbilidad– acudan a sufragar.

Elvira dejará de trabajar el 24 de septiembre, porque después de la jornada regresará a las viviendas de los ciudadanos para entregarles un reconocimiento por su participación en el proceso que permitirá renovar a las 84 autoridades municipales.

Lee también en LSR Hidalgo: Alcaldes buscan heredar el poder a familiares o cónyuges

Aunque hay riesgos, la trabajadora señala que el INE es una fuente de ingresos, aunque sea temporal, en un contexto en el que Hidalgo perdió 16 mil 420 empleos formales de marzo a julio.

La Silla Rota Hidalgo solicitó una entrevista a la Junta Local del INE para conocer sobre los protocolos de seguridad y el reclutamiento de los funcionarios de casilla, pero hasta el cierre de este trabajo aún no había respuesta.

 

Fotografías: INE Hidalgo


sjl