ESTADOS

Con ropa de fallecidos de covid hacen osos del recuerdo

Aunque la idea de confeccionar Memory Bears surgió antes de la pandemia, la demanda de estos recuerdos incrementó con los decesos por el nuevo coronavirus

  • LORENA ROSAS
  • 20/01/2021
  • 18:15 hrs
  • Escuchar
Con ropa de fallecidos de covid hacen osos del recuerdo
Durante el confinamiento aumentó la demanda de osos elaborados con prendas de personas que fallecieron por la covid. (Fotos: Lorena Rosas)

PACHUCA.- En junio de 2020, Ana Laura y Malena, su madre, confeccionaron por primera vez un oso con la playera de un hombre que murió a causa del virus SARS-CoV-2.

A partir de aquel mes y hasta el momento han elaborado alrededor de 50 osos con ropa de personas que han fallecido de covid-19. Aunque, narró Ana Laura, la idea de confeccionar los Memory Bears surgió antes de la pandemia, la demanda de estos recuerdos incrementó con los decesos por el nuevo coronavirus.

Lee también en LSR Hidalgo: Tulancingo regala predios del Rancho Buenos Aires a 60 personas

Hace dos años, las dos mujeres montaron un taller en Pachuca para elaborar Memory Bears, luego de que en una fiesta de cumpleaños los obsequiaron como recuerdos.

Hicimos osos pequeños para darlos de aguinaldo a los niños y a nuestros invitados, regalamos los ositos y nos dimos cuenta que a todos les gustó mucho”.

Ana Laura explicó que con el tiempo y mediante recomendaciones de boca en boca, las personas comenzaron a solicitar el servicio y así fue como surgió el proyecto de Memory Bear.

Los osos no solamente se elaboran con ropa de aquellas personas que fallecieron, también los hacen para graduaciones escolares, usan el uniforme de los egresados para confeccionar los productos.

Hay quienes, para hacer un recuerdo, utilizan el ropón de un bebé o el mameluco, porque es un recuerdo de una época especial, te da cercanía con el ser querido”.

Cada modelo confeccionado de manera artesanal es irrepetible, no solo por el tipo de la ropa, sus colores y estampados, sino porque detrás de cada oso hay una historia.

La gente entrega una pieza con un valor muy importante para ellos, no es solo la tela. Cuando los clientes me piden informes siempre les digo: ‘ojalá podamos ser parte de sus memorias’, porque es bonito poder aliviar el dolor de tanta gente, es un trabajo muy bonito que nos llena de satisfacción y amor”.

CONFINAMIENTO, UNA OPORTUNIDAD

Ana Laura aprendió corte y confección de Malena, su madre, quien tiene 67 años y debido a la contingencia sanitaria está resguardada en casa, donde tienen el taller de costura.

Tenemos un taller desde casa, aprovechando el confinamiento. Mi mamá estudió alta costura y diseño de modas, desde que yo estaba chiquita, crecí entre telas”.

Para evitar la propagación de covid-19, Ana Laura se encarga de levantar los pedidos a través del número 7717472445, posteriormente pide que la prenda con la que se realizará el oso se entregue previamente lavada en la calle Ignacio Allende, cerca del Parque Hidalgo.

El tiempo de entrega del producto oscila entre los 5 y 7 días.

(Fotografías de Lorena Rosas)


sjl