ESTADOS

Comerciantes empiezan Buen Fin desanimados por falta de ventas

Pequeños locatarios de Pachuca enfrentan la competencia con marcas transnacionales y ahora, por la pandemia, con la venta en línea

  • LORENA ROSAS
  • 10/11/2020
  • 14:19 hrs
  • Escuchar
Comerciantes empiezan Buen Fin desanimados por falta de ventas
Los pequeños comerciantes del centro de Pachuca tienen pocas expectativas en que el Buen Fin mejore sus ventas. (Foto: Lorena Rosas)

PACHUCA.- Silvia Gama tiene pocas esperanzas de que el Buen Fin mejore las ventas de su zapatería, aunque de ello depende que su local siga abierto.

Para el Buen Fin no invertí, estoy sacando lo que ya tenía, hay mercancía estancada que no se ha movido, ahorita espero que haciendo un descuento vaya saliendo, pero está muy difícil. No creo resistir más que hasta diciembre (…) yo ya no tengo capital, lo poco que tenía lo fui invirtiendo en mercancía, que no se ha recuperado por pagar renta, luz, agua. No sale”.

La respuesta de los consumidores a las promociones de Silvia serán clave para que su zapatería siga existiendo, pues desde que empezó la pandemia los ingresos solo le alcanzan para pagar luz y renta. No hay ganancias y, en consecuencia, no hay dinero para reinvertir en su pequeño, ubicado en la calle Víctor Rosales intersección con Vicente Guerrero, en Centro Histórico de Pachuca.

Con descuentos de 10 y 20 por ciento, la vendedora incorporó su pequeño comercio al Buen Fin, aunque se siente pesimista porque las cosas han ido empeorando paulatinamente, pues en los últimos cuatro meses ha vendido un par de zapatos al día y a veces, ninguno.

A raíz de la pandemia y la suspensión temporal de comercio no esencial, para evitar contagios por covid-19, Silvia mantuvo cerrado de marzo a junio; para julio reabrió, pero desde entonces no ha recuperado ventas y duda hacerlo en el Buen Fin, pues reconoce que hay competencia y preferencia de los consumidores por las compras en línea. 

No hay ventas, está muy tranquilo, son los primeros días (del Buen Fin), yo creo que como hay mucha competencia en internet, la gente está comprando en redes, muchas personas tampoco están saliendo, todos los trabajadores de gobierno no están en las oficinas, son varios factores los que nos están afectado, estamos muy desanimados porque no hay venta, todo está tranquilo”.

Durante los 20 años que lleva en la venta de calzado, Silvia narra que estaba acostumbrada a vender ocho pares al día, con precios de 250 a 400 pesos, dependiendo del modelo y calidad del zapato; sin embargo, a raíz de la contingencia sanitaria, el número se redujo a un par diario. 

Lee también en LSR Hidalgo: Une paridad en gubernaturas a políticas de diferente ideología

Gran parte de mi vida me he dedicado a trabajar mi negocio, pero ahora sí está mega difícil, nunca me había pasado así, nunca, hasta ahora, está muy complicado (…) estamos sobreviviendo con lo que tenemos ahorrado, ahorita no sale y, al contrario, los negocios se empiezan acabar, yo lo poco que tenía lo he estado pagando en gastos y ahorita que no tengo ganancias, me estoy comiendo ya mi mercancía”.

TODO ESTÁ MUY INCIERTO


Al igual que Silvia, los locatarios de Casa Roldán, ubicada en el centro de Pachuca, tienen pocas expectativas en este Buen Fin, pues durante todo el año sus ventas disminuyeron un 70 por ciento y dudan recuperarse en las próximas semanas o en diciembre, debido a que su giro comercial es de vestidos para bautizos, comuniones, quince años o bodas.   

Nuestro giro no es tan esencial ahorita con todo cerrado, nosotros pensamos que va a estar muy tranquilo, por una parte, está bien que no haya aglomeraciones, pero la gente apenas se empieza a organizar para sus compras porque va a durar muchos días en Buen Fin, todo está muy incierto”.

A diferencia del primer establecimiento de calzado, aquí, los productos no se compran a terceros, sino que la manufactura y confección de los vestidos se realiza en el mismo establecimiento, lo que, de acuerdo con los Roldán, permite mantener el negocio y competir en precios frente a otras tiendas que ofrecen vestidos

Nos ha ido mal, nosotros estuvimos tres meses cerrados y obviamente nuestro giro es de fiestas, estamos bajos en venta, yo creo que vamos a seguir así, realmente este año es subsistir, vamos saliendo al día, estamos conscientes que no va haber ganancias, pero mientras nos mantengamos, creo que es bueno”.

DURA REALIDAD VS OPTIMISMO DE CANACO

Contrario a los pronósticos de bajas ventas de los locatarios, la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) de Pachuca previó una derrama de 831 millones de pesos durante la décima edición del Buen Fin

Sin embargo, el titular del organismo empresarial, Sergio Trujillo Monroy informó que hasta el 9 de noviembre cuando arrancó el Buen Fin se habían inscrito solo 700 de mil establecimientos, que se había previsto participarían. 

En el caso del centro histórico de Pachuca, los comercios ofrecen descuentos del 5 al 10 por ciento, algunos del 20, pero son la minoría; además, no todos los giros comerciales de la ciudad participaron con los descuentos, toda vez que las promociones se concentran únicamente en negocios de ropa, zapatos y ópticas.


Fotografías de Lorena Rosas


sjl