ESTADOS

Cae poder adquisitivo de hidalguenses y sube pobreza laboral en pandemia

A la mitad de la población que percibe un salario en Hidalgo no le alcanza para comprar todos los productos de la canasta básica

  • LORENA ROSAS
  • 19/05/2021
  • 16:27 hrs
  • Escuchar
Cae poder adquisitivo de hidalguenses y sube pobreza laboral en pandemia
En el último año, LSR Hidalgo ha recogido testimonios de población de diferentes partes de Hidalgo que por falta de ingresos intercambian sus servicios por comida. (Foto: Collage)

PACHUCA.– A un año de la pandemia, el porcentaje de la población en Hidalgo que no puede comprar la canasta alimentaria con su ingreso laboral aumentó 5.8 puntos porcentuales del trimestre de 2020 al mismo periodo de 2021.

Así se desprende del Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) publicado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), con el fin de mostrar la evolución de este tipo de precariedad en el país. 

Las numerarias del Coneval precisan que al primer trimestre de 2020 y previo a la contingencia sanitaria, el 44.3 por ciento de la población hidalguense tenía ingresos inferiores al valor de la canasta alimentaria, cuyo costo en marzo del año pasado fue de mil 637.07 pesos. 

Madres de familia de barrios altos de Pachuca colocaron un centro de acopio de alimentos después de que se quedaron sin empleo, la mayoría trabajaba en labores domésticas.

Sin embargo, la situación empeoró para enero, febrero y marzo de 2021, pues ahora 50.1 por ciento de hidalguenses carecen de ingresos para comprar la canasta, valuada por el Coneval en mil 693.38 pesos; es decir, 56.31 pesos más que el año pasado.

Lee también en LSR Hidalgo: "La reconocí por el corte de pelo"; muerte de Brenda ¿feminicidio o accidente?

Lo anterior refleja que el número de habitantes en pobreza laboral incrementó de 44.3 a 51.0 por ciento entre 2020 y 2021, lo que indica un aumento de 5.8 puntos porcentuales.

Con esto, Hidalgo no solo superó la media nacional de 39.4, sino que también se ubicó entre los 26 estados del país que reflejaron un incremento de pobreza laboral a año de la pandemia.

Artesanos intercambian sus artículos a cambio de alimentos. Tras la declaratoria de emergencia sanitaria, los vendedores no pudieron salir a las calles a ofrecer sus productos. 

El listado de los 26 estados que en el último año aumentaron la carencia está encabezado por la Ciudad de México, Quintana Roo, Baja California Sur, Tabasco, Estado de México e Hidalgo, en la sexta posición; la pobreza en materia de trabajo en estas entidades aumentó entre un 14.9 y 5.8 por ciento. 

Le sigue Guanajuato, Michoacán, Tlaxcala, Baja California, Puebla, Chihuahua, Sinaloa, Sonora, Aguascalientes, Nuevo León, Morelos, Yucatán, Durango, Guerrero, Colima, Jalisco, Veracruz, San Luis Potosí, Coahuila y Querétaro, cuyos valores oscilan entre los 5.1 y 0.8 puntos porcentuales. 

En contraste, hay estados que presentaron una disminución anual en su población que no podía adquirir la canasta alimentaria como: Zacatecas, Nayarit, Chiapas, Oaxaca, Tamaulipas y Campeche.  

LOS INGRESOS PER CÁPITA 

En el primer trimestre de 2021 el ingreso laboral real por persona en Hidalgo fue de mil 424.32 pesos, lo que representa una disminución de 6.67 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, cuando el ingreso fue de mil 329.30 pesos. 

Ante la prohibición de fiestas infantiles y eventos sociales, una familia de payasos instaló un centro de acopio de alimentos para amortiguar su falta de ingresos.  

Sin embargo, estos más de mil 329 pesos no alcanzan para que los hidalguenses compren la canasta que actualmente cuesta mil 710.44 pesos y que contempla tortillas de maíz, pastas para sopa, pan blanco y de dulce. 

Un barbero ofrece cortes de cabello a cambio de despensas

Con lo que ganan con su trabajo, tampoco pueden adquirir arroz y otros cereales como avena; o bien, carnes de res, cerdo, pollo, pescado o aquellas procesadas como jamón o longaniza.  

La canasta alimentaria que propone el Coneval también incluye leche, quesos, huevo, tubérculos, verduras, legumbres y frutas frescas, así como azúcar, mieles y bebidas no alcohólicas como agua embotellada, jugos envasados o refresco de cola y sabores. 

Los datos que presenta el Coneval se basa en la información proveniente de la Encuesta Nacional de Ocupación de Empleo (ENOE) realizada trimestralmente por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).


Fotografías Lorena Rosas y archivo

sjl