ESTADOS

“Aquí inicia la pesadilla”: Testimonio de una vida con covid-19

Esta es la historia de Ale y su padre, una de las miles de familias hidalguenses que han sido contagiados por la covid-19

  • REDACCIÓN
  • 23/01/2021
  • 10:00 hrs
  • Escuchar
“Aquí inicia la pesadilla”: Testimonio de una vida con covid-19
Paciente contagiado por el virus de la covid-19 (Foto: Ilustrativa Getty Images)

PACHUCA.- Dolor, sufrimiento, angustia, miedo, desesperación son algunas de las emociones a las que miles de familias hidalguenses se enfrentan día con día como consecuencia de vivir con un paciente covid-19.

Ale Hernández, como se identifica a través de sus redes sociales, es una mujer que compartió la historia de su padre, quien tras contraer el virus Sars-Cov2 y luego de visitar diferentes médicos fue internado en el Hospital General de Tulancingo con diagnóstico positivo a la covid-19.

Dolor de garganta, tos, dolor muscular, todo indicaba una gripa así que iniciamos con tratamiento para estos síntomas, pasaron los días y las cosas siguieron igual”, narra Ale, quien describe como los diagnósticos fueron cambiando de una simple gripa a influenza y neumonía, a la par que se agravaban los síntomas en su padre, con mayor fatiga, tos y falta de oxígeno.

“Aquí inicia la pesadilla”. Con su padre enfermo, Ale decide dejar por un momento el rol de madre de dos hijos y dedicarse a conseguir tanques de oxígeno en Tulancingo, Pachuca, Huauchinango, Zacatlán y Apizaco, donde tuvo que viajar de dos a tres veces al día para llenar los tanques.

Sin mejoría y “dolor, prácticamente las 24 horas del día” llegó el momento de hospitalizar a su padre, quien mantuvo una saturación de 75.

En el hospital, la familia nuevamente se enfrentó “la angustia y desesperación” de diferentes diagnósticos: daño grave en pulmones, neumonía agravada por posible covid-19, hasta la necesidad de intubarlo.

El dinero no alcanza, medicamentos constantes, 24 horas pendientes en el hospital y sus dos hermanos con síntomas de covid-19, relata como siente todo se va complicando.

Lee también en LSR Hidalgo: Destina Mixquiahuala 300 mil pesos para vacunas vs covid-19

Fueron cerca de cinco días que el padre estuvo intubado en estado crítico grave. Mismo tiempo en el que Ale se encontró con personas en la misma situación. Algunos pacientes que lograron salir con vida y otros tantos que perdieron la batalla en una cama del hospital.

Al final, “él ya está gozando en la presencia de Dios”, cierra su mensaje publicado en Facebook y  pide a la ciudanía sensibilizarse para quedarse en casa, cuidar su salud y en caso de presentar algún síntoma se atiendan de inmediato.

jgp