A seis años, así opera Tuzobús; quejas en alimentadoras

A seis años, así opera Tuzobús; quejas en alimentadoras

Aunque las alimentadoras están en buen estado y los choferes son amables, este transporte sigue sin ser funcional para la ciudadanía

ESTADOS
  • OLIVER GARCÍA
  • 15/08/2021
  • 08:56 p.m. hrs
  • Escuchar

PACHUCA.- Baches, falta de alumbrado, un solo método de pago y largo tiempo de espera merman el servicio del Tuzobús en colonias y fraccionamientos, pese a que opera con unidades en buen estado, de acuerdo con un recorrido realizado por La Silla Rota Hidalgo.

Lee también en LSR Hidalgo: Expo Feria de la Reforma; "una promesa" del entretenimiento en ruinas 

El 16 de agosto de 2015, el gobierno de José Francisco Olvera Ruiz inauguró el esquema de movilidad para liberar la circulación en el bulevar Felipe Ángeles, afectado por el alto número de Urvan del servicio público.

Combis y camiones que trasladaban a los ciudadanos de su localidad a la central de abastos, zona de hospitales o el Centro Histórico –en un solo viaje– fueron desplazados por automotores Boxer 1019 y Sprinter Van, en lo que ahora son 24 rutas alimentadoras.


En la mayoría de los casos se obliga a los usuarios a trasbordar a la troncal para llegar a alguno de estos destinos, con lo que además de requerir más minutos debieron desembolsar dos pesos adicionales de pasaje.

HASTA UNA HORA PARA ABORDARLO

Vecinos de Matilde esperan hasta una hora el vehículo de la ruta 1B que los conecta con la línea principal del Tuzobús. Algunas personas prefieren caminar para no esperarlo. A pie tardan lo mismo que en alimentadora –de 20 a 25 minutos–, pero la ventaja es que tienen más libertad para calcular y organizar su tiempo.

Las tres unidades para cubrir la vía Tezontle-Hospital General (R17) son insuficientes, ya que el itinerario incluye por lo menos 14 colonias, entre estas San Cayetano, Punta Azul, Parque de Poblamiento, El Palmar, Aquiles Serdán, Ampliación Santa Julia, Santa Julia, Constitución, Periodistas, Maestranza, Real de Minas, Doctores y Ciudad de los Niños. Los pasajeros deben esperar entre 30 y 40 minutos para subir a una.

PARADAS OLVIDADAS

Contados son los paradores con una techumbre que proteja a los ciudadanos del rayo del sol o la lluvia. El transporte convencional subsanaba este problema porque las Urvan se detenían o acercaban a donde se encontrara el ciudadano, así fuese debajo de un árbol, mientras las alimentadoras tienen puntos fijos de abordaje.

El gobierno de Olvera Ruiz prometió colocar cubiertas, pero nunca concretó la propuesta. Seis años después, la infraestructura luce grafiteada, sin mapas, doblada y oxidada. Los paradores más bien funcionan como mamparas de anuncios clasificados. Otros permanecen en vía pública, pese a que ya no son útiles porque con el rediseño los trayectos fueron modificados.

En la parada frente a la estación Estadio Hidalgo, donde la población sube a la ruta 15C hay luces rotuladas con el logotipo Tuzobús para alumbrar la zona; sin embargo, las lámparas no sirven y los usuarios nocturnos deben esperar en la oscuridad, sobre Felipe Ángeles.

La 15C concluye su viaje en la calle Altar, intersección con avenida Ayuntamiento del fraccionamiento Colosio, a un costado de un terreno baldío. Tampoco hay iluminación en la zona o algún anuncio que referencie la conclusión de la línea.

HIERBAS Y BACHES

El camión de la ruta Huixmí-Centro de Justicia opera de manera adecuada; no obstante, la carretera en Santa Gertrudis pone a prueba los amortiguadores a diario. La mitad de la vía permanece con grietas, hoyos y charcos.


El mismo problema continúa en las calles 1 de mayo y Ejército Mexicano, en El Huixmí, donde los vecinos rellenaron por su cuenta los hoyancos para evitar daños a sus coches. Los transéuntes dijeron estar conformes con que permanezca habilitada una ruta de Urvan al centro; de lo contrario, tardarían casi una hora en llegar sólo con el BRT, como ocurre cuando desean visitar la central de abastos o la de autobuses.

En Matilde, La Silla Rota constató que alrededor de una señalética el suelo fue invadido por la hierba. Esto impide el uso correcto de la calle y la parada.

APP MÓVIL Y SÓLO TARJETA PARA PAGAR

Debido a la contingencia sanitaria, no se permite el pago en efectivo en las unidades, sólo tarjeta; esto ha molestado a algunos individuos porque sin ser usuarios frecuentes se les demanda la adquisición del plástico. También se quejaron de la falta de máquinas expendedoras en las colonias para evitar depender de la troncal.

Las autoridades sugieren a los consumidores descargar la aplicación móvil Tuzobús, a fin de monitorear en tiempo real la geolocalización de las unidades. Este medio constató que de manera general el software es útil, aunque en algunas ocasiones se retrasa la ubicación o deja de funcionar y debe ser reiniciado.

Otra de las dificultades respecto del uso de esta tecnología es que los ciudadanos deben contar con un teléfono inteligente y servicio de internet.

De manera general, las alimentadoras se encuentran en buen estado mecánico y de apariencia, limpias, sin rayones. Los choferes son amables y se apegan de manera estricta a su reglamento.

TRES OPERADORES

El 13 de octubre de 2014, el gobierno de Olvera otorgó el título de concesión T/SG/SITMAH/RITC1ZMP/OC-01/2014 en favor de la empresa Corredor Felipe Ángeles SAPI de CV, con vigencia de 10 años.

La firma incumplió con la operación del transporte, no dio mantenimiento a las unidades, además de tener pasivos por 200 millones de pesos. Con ese argumento, el gobierno de Omar Fayad revocó la concesión el 3 de junio de 2019.

A partir de entonces la administración estatal se hizo cargo de la operación. Entre otras acciones arrendó 20 camiones a la empresa Vanguardia y Cambio SA de CV, con experiencia en la operación de la línea 1 del Metrobús, para incorporarlos a las rutas alimentadoras por 32 millones de pesos.

Esa misma empresa se convirtió el 2 de diciembre de 2019 en la titular del Sistema de Transporte Masivo, mediante un contrato temporal, pues por el proceso legal contra Corredor Felipe Ángeles no era posible entregar la concesión.

La mayoría de las adecuaciones de la Secretaría de Movilidad y Transporte de Hidalgo (Semot) al esquema se hicieron en la troncal, con la colocación de sanitarios en algunas estaciones, elevadores y disposición de lavamanos, además de la construcción de la estación en la Central de Abastos.

El año pasado, en octubre, el titular de Semot, José Luis Guevara Muñoz, refirió que la afluencia de usuarios se redujo 60 por ciento, luego de que de 110 mil pasaron a 40 mil, lo que representó una pérdida de 30 millones de pesos.


Con información y fotografías de José Antonio Alcaraz, Lorena Rosas y Sonia Rueda.


sjl