ESTADOS

“Él nada más la guardaba y la vendía a los vecinos”

Para Edgar la venta de hidrocarburo era una actividad económica, más que un delito

  • OLIVER GARCÍA
  • 02/02/2020
  • 20:57 hrs
  • Escuchar
“Él nada más la guardaba y la vendía a los vecinos”
Un año y ocho meses han transcurrido desde que Edgar falleció por asfixia al interior de su domicilio (Foto: Especial)

MINERAL DE LA REFORMA.- Un año y ocho meses han transcurrido desde que Edgar falleció por asfixia al interior de su domicilio, donde almacenaba combustible que vendía entre los pobladores de las colonias aledañas a la localidad El Saucillo, en Mineral de la Reforma, cuyos habitantes han presenciado aseguramientos y el hallazgo de tomas clandestinas en oleoductos propiedad de Petróleos Mexicanos.

El 9 de junio de 2018, las autoridades policiacas informaron sobre un incendio en una vivienda de la calle 16 de Septiembre, donde se encontraron bidones de gasolina y una persona sin vida.

De acuerdo con vecinos, la madre de Edgar lo encontró tendido debajo de la humareda que tiñó de negro las paredes de la casa. El Cuerpo de Bomberos sofocó el incendio y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo aseguraron el inmueble.

Diana – cuyo nombre fue cambiado al igual que el de las demás personas consultadas por La Silla Rota Hidalgo– relata algunos hechos que sucedieron después del siniestro en el que su hermano falleció.

Ese día, pues ya no tenía mucho (combustible), él ya se había retirado de todo eso. Mucha gente también dijo que –Edgar- tenía sembradíos de marihuana, pero en realidad eran unas plantas para el tratamiento de mi mamá. No había sembradío y por eso nos regresaron rápidamente la casa”, refirió.

La información que surgió sobre el accidente, consideró Diana, fue exagerada e injusta, negó las versiones que circularon en reportes de seguridad sobre que existía un túnel que conectaba el terreno a una toma clandestina de Petróleos Mexicanos (Pemex), pues aseguró que los ductos pasan en los alrededores de la localidad.

Él no estuvo enfocado en eso, mucha gente le echó tierra a mi hermano, por eso nos detuvieron la casa, porque mucha gente dijo que mi hermano la sacaba del ducto, pero a él otro se la vendía. Él nada más la guardaba y la vendía aquí a los vecinos”, expuso.

La mujer recuerda esa tragedia y también otras ocurridas en Hidalgo como la explosión en Tlahuelilpan, que dejó 137 personas sin vida, de la que tuvo conocimiento por las noticias y que calificó como más grave, en comparación con el deceso de su hermano.

Pues para prevenir, yo le diría a la gente que no se metan en esas cosas porque corren mucho peligro, mucho riesgo", manifestó.

VIVIR ENTRE DUCTOS DE PEMEX

Diana recuerda que hace cerca de 18 años se suscitó un incidente con un derrame de combustible a las faldas del cerro, antes de que fuera edificado el fraccionamiento Saucillo. Sólo que en esa ocasión los vecinos huyeron del sitio.

“Dicen que estaba el ducto picado. Yo creo no pudieron controlar la fuga y la gasolina se salió; hicieron zanjas, avisó una señora que andaba por allá arriba, metió su pie y dice que olía a pura gasolina.

“Fue como cinco y media, yo estaba ya bañando a mis hijos y me tocaron bien fuerte. También estaban voceando y dijeron que nos fuéramos. Le echaron algo arriba para que no se incendiara”, expuso.

Otra vecina narró que se encontraba fuera de su casa porque se dedicaba a la venta de ropa, cuando escuchó a otros pobladores decir que se estaba evacuando a los habitantes, a quienes recomendaron llevarse sus papeles más importantes.

Muchos se dirigieron al bulevar Colosio, hasta que la fuga fue controlada y regresaron a sus casas.

Los lugareños han solicitado la pavimentación de la calle 19 de marzo, que conecta Colinas de Plata con la colonia y el fraccionamiento Saucillo, además de la localidad El Chacón; sin embargo, el paso de los ductos de gas en la zona es uno de los argumentos de los gobiernos locales como impedimento.

En agosto, el titular de Obras del municipio, Rafael Godínez Otamendi, manifestó que un grupo de vecinas acudió con un enlace del ayuntamiento a las oficinas del Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenegas), pues ductos de este combustible pasan por la zona, pero el organismo paga una renta a ejidatarios porque la vía corresponde a un predio que no es propiedad del municipio.

ORDEÑAS Y MUERTOS

El primer día de febrero de 2017 una toma clandestina localizada en un terreno de la avenida 1 de Mayo en la colonia El Saucillo explotó. La Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJH) reportó el hallazgo de dos cuerpos esa semana, que no habían sido identificados.

Otra toma que atravesaba alrededor de 1.5 kilómetros y llegaba hasta la colonia Las Águilas fue hallada el 11 de noviembre de 2019, aunque Protección Civil del municipio indicó que no representaba un riesgo porque no había derrame de combustible.

También el año pasado, el 4 de septiembre, autoridades de la Guardia Nacional informaron del hallazgo de otro punto de ordeña en la calle 21de marzo en la misma colonia.

El 17 de octubre, en un recorrido, personal de seguridad notó que sobresalía una manguera, por lo que procedió a inspeccionarla. Como resultado, encontraron tambos enterrados, supuestamente destinados al almacenaje de huachicol.

El 20 de octubre de 2018, la Procuraduría General de la República (PGR) cumplió una orden de cateo en un inmueble en Ejido Ampliación El Saucillo, donde aseguraron una manguera, 14 vehículos y un contenedor con aproximadamente 900 litros de hidrocarburo.



emh