ESTADOS

Gregorio quería dejar de rentar, pero el fuego terminó con su casa

Hace más de un año Gregorio Ramírez inició la edificación de una casa propia de la que solo quedaron cenizas

  • LORENA ROSAS
  • 19/05/2020
  • 21:48 hrs
  • Escuchar
Gregorio quería dejar de rentar, pero el fuego terminó con su casa
El pasado lunes las llamas consumieron todas las pertenencias de una familia de Mineral de la Reforma. (Fotos: Lorena Rosas)

PACHUCA.– El refrigerador, la estufa y herramientas de trabajo de albañilería se hicieron cenizas tras un incendio que calcinó la casa de Gregorio, donde comenzaría a vivir a partir de este mes en compañía de su esposa y sus cuatro hijos.

Desde hace tres semanas don Gregorio Hernández Ramírez dejó de tener trabajo por la pandemia de covid-19, al disminuir sus ingresos, apresuró cambiar sus pertenencias a una casa que fue construyendo a lo largo de un año y así ahorrar el pago de la renta, pero el incendio del lunes destruyó sus planes.

Pasó 18 años rentando viviendas en la zona metropolitana de Hidalgo y por el momento, así continuará, pues el predio donde edificó una vivienda propia se quemó, solo quedaron cenizas en la construcción que empezó desde hace más de un año en las faldas de un cerro ubicado en el municipio de Mineral de la Reforma, atrás del fraccionamiento El Saucillo.

Yo no tengo ni idea de a qué hora empezó el incendio, a mí me hablaron ayer como seis y media de la tarde, tomé un taxi y me vine para acá, pero ya cuando llegué ya se estaba acabando la cabañita, ya no alcanzamos a rescatar nada”.

Nada logró salvar, ni la estufa, el refrigerador o el televisor, tampoco la ropa de sus hijos o las herramientas de trabajo que ocupa en la albañilería.

He tenido dificultades, pero no tanto como ahorita, con la pandemia que se atravesó y todavía la quemazón, pero hay que seguir trabajando, no dejarse caer porque si se deja uno caer hasta peor a veces es, ahora sí que seguir adelante, seguir en pie”.

Oriundo del municipio de Tianguistengo, Hidalgo, Gregorio llegó en el año 2002 a Pachuca en compañía de su esposa e hija, que en ese entonces tenía tres meses de nacida, con el objetivo de encontrar mejores oportunidades laborales, pues cuenta que en su lugar de origen el trabajo es escaso.

Después de 18 años de vivir en el centro del estado y con cuatro hijos de 12, 15, 17 y 18 años, que actualmente estudian primaria, secundaria y bachillerato, decidió conseguir un terreno y edificar su casa para evitar pagar renta en una colonia aledaña denominada La Providencia.

Ya llevábamos como un año, tenía como un año que había levantado mi casita, supuestamente nos íbamos a venir esta semana, por eso ya habíamos acarreado todas las cosas para pasarnos, pero lamentablemente ya no se pudo. Me sentí y siento mal pero ya qué puedo hacer, ni modo de agarrar un culpable, no vi a nadie y a nadie le puedo echar la culpa”.

Después del incendio, los vigilantes del fraccionamiento El Saucillo permitieron que la familia de Gregorio se instalara temporalmente en la última casa de la zona, ubicada en la calle Gibraltar. Por ahora tienen donde pasar la noche, pero la idea es reconstruir su casa y regresar a ella.


sjl