DINERO

Empresas trasladan precio de robo a consumidor

Bimbo, Wal-Mart, Grupo Coca-Cola y Lala son algunas de las que registran alza en el robo de sus unidades y lo trasladan en el precio ofrecido al consumidor

  • REDACCIÓN
  • 23/05/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Empresas trasladan precio de robo a consumidor
La autopista México-Querétaro es una de las más riesgosas del país.

Distintas empresas de compra diaria para el consumidor registraron un aumento de 61 por ciento en el número de denuncias por robo de unidades de autotransporte, la mayor alza desde 2008, de acuerdo con información de El Financiero.

Wal-Mart, Soriana, Palacio de Hierro, Liverpool, Coca-Cola Femsa, Grupo Modelo, Pepsico, Protect & Gamble y Cemex son las empresas usuarias más importantes que registraron alza en el robo y encarecieron su mercancía directamente para el consumidor, como “consecuencia”.

“Las empresas transfieren a los productos finales las pérdidas en ventas por los robos y además el incremento en costos por operación en la adquisición de equipos para prevención del robo y seguridad privada”, afirma el especialista en transportes, Ricardo Kumar Dadoo.

De acuerdo en estimados de la Canacar, desde 2008 el transporte de mercancías subió casi 63 por ciento su precio. El encarecimiento del servicio se debe a la inseguridad. Sin embargo, los robos a las empresas se reflejan directamente en el precio de sus productos ofrecido a los consumidores.

El número de denuncias por robo a transportistas registradas en los ministerios públicos del país suman mil 794 al primer trimestre de este año, según las cifras reveladas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), dependiente de la Segob.

“Nos preocupa que ciudades de Puebla se están convirtiendo en focos rojos, hemos pedido atención a las autoridades porque ya no sólo se están robando los productos, ahora se llevan los tractocamiones y los semirremolques llenos”, anuncia el director general de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), Leonardo Gómez.

En el 2016, el robo a transportistas significó pérdidas económicas por más de mil 200 millones de pesos, lo que equivale al valor de aproximadamente 571 tráilers nuevos.  

Ante la creciente inseguridad, los encargados de transportar la mercancía han tomado medidas como cambiar rutas, pero el costo se eleva de todos modos por mayor consumo de combustible o pago de peajes.

“Por inseguridad se incrementan los costos de operación entre 15 y 25 por ciento y parte de eso se transfiere al precio final de los productos al mismo tiempo que disminuye la competitividad para atraer inversiones”, argumenta el miembro de la ANTP, Leonardo Gómez.

Tan solo el primer trimestre de 2017, se registró un incremento de 139 por ciento en las denuncias por robo con violencia a camiones de carga en las carreteras del país, con 641 denuncias, la mayor alza desde el 2002, donde se registró un número similar.

Para la ANTP, la inseguridad crece porque los gobiernos locales no se involucran lo suficiente, de lo contrario habría mejor coordinación, registro y mayores sanciones para los delincuentes.

En las carreteras se moviliza aproximadamente el 80 por ciento de las mercancías, por lo que el transporte representa el 7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

dast