Opinión

Deportistas vulnerables

Está comprobado que los seleccionados mexicanos son muy vulnerables a la pandemia por los viajes realizados, en su preparación para Tokio 2020 | Omar Pérez Díaz

  • 20/03/2020
  • Escuchar

Hubo una época en que viajar al extranjero era un sueño lejano para los atletas de Hidalgo. Esa posibilidad fue creciendo durante las últimas dos décadas; así, de tres o cuatro deportistas que conseguían asistir a una competencia internacional, hoy se pueden contar por decenas cada año. Globalización, le llaman.

Por desgracia, esta ventaja se acaba de transformar en una pesadilla con la aparición de la pandemia que declaró la Organización Mundial de la Salud (OMS) en relación al Covid-19, también llamado coronavirus.

La propagación de esta enfermedad tomó por sorpresa a varios de nuestros mejores deportistas en las últimas semanas.

Nabor Castillo, judoka olímpico en Londres 2012, estaba en Europa, entrenando y compitiendo; Luz María Olvera también pasó unos días en Madrid, España, alistándose para una competencia internacional que terminó cancelándose.

María Fassi, otro ejemplo, se disponía a participar en torneos de golf profesionales de Estados Unidos, donde radica, cuando fueron cancelados. La jugadora pachuqueña está aislada ante el descomunal crecimiento de la pandemia en ese país.

Nabor y Luz María regresaron a México, donde se les aplicó tardíamente un protocolo para descartar que hayan sido infectados. Ninguno fue sometido al examen para descartar la presencia del coronavirus en su organismo. Olvera termina su periodo de observación el próximo martes.

Ambos judokas tuvieron suerte, sin duda.

Está comprobado que los seleccionados mexicanos son muy vulnerables a la pandemia por los viajes que realizaron, en su preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La pentatleta Mariana Arceo fue la primera mexicana que se contagió, luego de pasar dos semanas en Barcelona, España. El domingo pasado aterrizó en la Ciudad de México y ya presentaba síntomas del Covid.19. La atendieron inmediatamente mientras su entrenador quedaba en cuarentena,

Otro caso: Alberto Marrero, presidente del Atlético San Luis, hace una semana regresó de España; lo primero que se le ocurrió fue ir al juego entre su equipo y el Puebla, que se realizó a puerta cerrada. El directivo no tuvo empacho en saludar a jugadores de los dos planteles, árbitros y otras personas. Al día siguiente empezó a sentirse mal y el martes le confirmaron que era portador del virus.

Quienes tuvieron contacto con Marrero están en riesgo de sumarse a la lista de infectados.

Sí, todos estamos expuestos a contraer esta enfermedad pero nadie puede negar que nuestros deportistas de alto rendimiento figuran entre los más vulnerables a este mal de dimensiones globales.

REMATE

El Comité Olímpico Internacional y los organizadores de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 todavía no se atreven a suspender o a posponer la realización de la justa. A cuatro meses de su fecha inaugural, resulta irremediable pensar que serán reprogramados, quizá hasta el 2021. No existen condiciones para celebrarlos en este año.