ESTADOS

Aprueban castigar maltrato animal pero no destinan recursos

Las alcaldías de Pachuca y Mineral de la Reforma construyeron un andamiaje jurídico para castigar el maltrato animal con multas y arresto, pero no lo aplican

  • Lorena Rosas
  • 13/10/2019
  • 20:15 hrs
  • Escuchar
Aprueban castigar maltrato animal pero no destinan recursos
Desde hace 10 meses los ayuntamiento de Pachuca y Mineral de la Reforma aprobaron castigar el maltrato animal (Foto: Especial)

PACHUCA. – Desde hace 10 meses los ayuntamientos de Pachuca y Mineral de la Reforma avalaron ordenamientos jurídicos para sancionar hasta con 25 mil pesos y horas de arresto a quienes causen maltrato animal; actualmente, no hay castigos y los reglamentos tienen un cumplimiento parcial porque no se presupuestó un recurso para aplicar los decretos.

En el caso de Pachuca, la Secretaría General, la dependencia de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, así como Servicios Públicos, todos de carácter municipal, serían los encargados de realizar manuales de procedimientos para garantizar la aplicación del reglamento; esto, 60 días naturales a partir de la publicación en el Periódico Oficial del Estado de Hidalgo (POEH), plazo que culminó desde el pasado 28 de marzo.

Lee más en LSR Hidalgo: Incompleta, iniciativa para prohibir peleas de animales: OSC

Mientras que los integrantes de la asamblea municipal de Mineral de la Reforma avalaron crear un Área Técnica de Protección, Sanidad Animal y Control de Especie para realizar un censo de animales y así resolver las controversias que pudieran surgir en el municipio respecto a las mascotas.

En ambos casos se dictaminó la creación de un Fondo Municipal para la protección y bienestar animal, recurso que serviría la promoción del Reglamento, el fomento a los estudios de investigación además de campañas de vacunación y esterilización; sin embargo, los fondos no están activos porque no hay aplicación de sanciones y, en consecuencia, no se recaban recursos, señaló la organización civil Red Pro Animal.

SIN SANCIONES POR MALTRATO ANIMAL

Fue en enero de este año cuando la asamblea municipal de Mineral de la Reforma avaló la publicación del Reglamento para la Protección, Tenencia y Trato Digno de los Animales, para el 18 de febrero el decreto ya figuraba en el Periódico Oficial del Estado de Hidalgo.

A ocho meses que entró en vigor, el secretario de Servicios Municipales de Mineral de la Reforma, Alfredo Santander González consideró que existen avances en la aplicación del ordenamiento, tales como la orientación y sensibilización para que alrededor de 50 por ciento de los habitantes conozcan que ya existe un reglamento de carácter municipal para sancionar el maltrato.

Sin embargo, el funcionario municipal evocó que para 2019 no se presupuestó una partida para la ejecución del reglamento, tras argumentar que será hasta noviembre de este año cuando el recurso se tome en cuenta tanto para la Ley de Ingresos como para el proyecto del Presupuesto de Egresos de Mineral de la Reforma en 2020.

Desde febrero y hasta el momento, el ayuntamiento no ha emitido ninguna multa de las que contempla el reglamento a través de 10 y hasta 40 Unidades de Medida de Actualización (UMA) que se traducen en 844 pesos y 3 mil 379, respectivamente; aun cuando en lo que va del año Mineral de la Reforma recibió 83 denuncias, cuya resolución fue a través de exhortos para no generar maltrato.

El titular de Servicios Municipales explicó que las sanciones económicas no se hacen efectivas porque falta planear la Ley de Ingresos ya enunciada, la cual proyecta para 2020 una recaudación de 40 a 50 mil pesos anuales por el cobro de multas.

No teníamos todavía aprobado, entonces, por ende, no podemos cobrar este año, esté año se generan los renglones de todo lo que son las multas por no levantar las heces de los animales en la vía pública, por tener hacinamiento de animales (…) y por incumplir con las áreas en metros cuadrados dependiendo del tamaño y peso de la raza”

Garantizar el bienestar animal que propuso el ayuntamiento de la Reforma implicó la creación de un Área Técnica de Protección, Sanidad Animal y Control de Especies Animales conformada por un titular, un secretario y dos vocales en materia de salud y en materia de ecología; además de un invitado de alguna organización protectora de animales siempre y cuando esté legalmente constituida.

Sin embargo, este organismo que se encargaría de certificar el estado físico de los animales, realizar el padrón de mascotas de Mineral de la Reforma, además de emitir opiniones técnicas respecto a los refugios, albergues temporales o establecimientos de bienestar animal; aún no se conforma, debido a que la paga de los integrantes, vacunas, material quirúrgico y anestésicos, también será presupuestada hasta el siguiente ejercicio fiscal por un aproximado de un millón de pesos, refirió Santander González.

El secretario de Servicios Municipales señaló que el “bienestar animal está en evitar la reproducción indiscriminada” y no “rescatar perros ni darles de comer en la calle” dicho que se respaldada en el artículo 31 y 113 del reglamento que prohíben albergues en domicilios y establecer refugios temporales de animales, respectivamente.

Aunque el funcionario puntualizó que el reglamento tuvo un año de estudio previo a su publicación y el conceso de protectoras de animales que calificó como “independientes”, organizaciones no gubernamentales como Red Pro Animal que en Hidalgo está a favor del respeto hacía las especies, señaló que no fueron consultados.

REGLAMENTOS, ¿PARA QUÉ?

Entrevista con Melisa Agüero, representante de Red Pro Animal reconoció que los ordenamientos tanto en Pachuca como en Mineral de la Reforma se están socializando; sin embargo, acusó que las autoridades municipales no tomaron en cuenta a los activistas para avalar los reglamentos de protección animal.

Es preocupante porque no hay una visión de los que estamos en la calle, de los que estamos recibiendo los reportes, de los que necesitamos el apoyo de las autoridades para que se ejecute el reglamento de manera adecuada”

Aunque Red Pro Animal labora para sensibilizar a la sociedad sobre los derechos animales “con el fin de solventar una problemática como es la sobrepoblación de fauna en situación de calle”, la organización puntualizó que se requiere de trabajo conjunto para inspeccionar las zonas donde se comercializan mascotas.

Lo anterior, al señalar que en ocasiones las denuncias de maltrato animal no son suficientes, toda vez que se quedan en incorporación aun cuando en 2005 se expidió la Ley de Protección y Trato Digno para los Animales en el Estado de Hidalgo.

Esto contribuye a que la gente siga maltratando porque no hay un castigo, entonces esto se va a seguir presentando (…) tenemos que hacer esta sinergia entre autoridades y activistas"

Respecto a la asignación de presupuesto Melissa Agüero indicó que fue un punto que se debió tomar en cuenta, ya que se requiere un fondo –ya previsto en la ley de protección a nivel estatal- a través de sanciones a los maltratadores de animales, recursos que no pueden captarse toda vez que los ayuntamientos no hacen efectivos los castigos o archivan las denuncias que llegan.

“La evaluación es que tenemos mucho trabajo que hacer, el hecho de que haya un reglamento es un principio, pero no es la solución”, refirió.

Mientras que Lol Canul, defensora de animales, señaló que las leyes y reglamentos que otorgan protección a las mascotas deben ser socializadas a través de la implementación de campañas y a la aplicación transversal de las leyes, ya que la activista indicó que los reglamento se implementaron “para el bienestar humano sin considerar el bienestar animal”. 

Son leyes que sirven para que los humanos estemos muy cómodos con el trato y castigos hacia el maltrato animal, pero no se está tomando en cuenta bien cuál va a ser el beneficio para los animales (…) los perros callejeros son pateados, se les encierra, se les avientan piedras”

Lol Canul planteó que además de los reglamentos los habitantes deben tener en cuenta que los “animales merecen respeto a su dignidad”.

DESCONOCEN HABITANTES LOS REGLAMENTOS DE BIENESTAR ANIMAL

De acuerdo con estimaciones del ayuntamiento de Mineral de la Reforma, 5 de cada 10 habitantes desconocen que en la zona metropolitana existen ordenamientos legales de bienestar animal que al ser quebrantados podrían generar arresto o multas de hasta 25 mil pesos.

El 28 de enero de este año se publicó en el Periódico Oficial del Estado de Hidalgo (POEH) el decreto municipal número 20 que creó el Reglamento de Tenencia, Protección y Trato Digno a los Animales del Municipio de Pachuca con 66 artículos para regular la propiedad y posesión de especies, su crianza y venta, además de la protección.

Se ordenó también la implementación de un Padrón Municipal de Animales para identificar a las mascotas a través de una placa o microchip que debería tener la ubicación domiciliaria del propietario; sin embargo, el ayuntamiento de Pachuca acordó que el censo se realizaría hasta 2020.

A través del reglamento se estableció que abandonar a los animales, no alimentarlos o mantenernos en superficies que no van acorde a la especie, talla y raza de cada mascota, se consideraría maltrato, al igual que amarrarlos en azoteas e incluso, dejarlos al interior de vehículos sin ventilación.

Las infracciones a los supuestos enunciados contemplan sanciones de 10 a 15 Unidades de Medida de Actualización (UMA), lo que se traduce en 844 a mil 267 pesos; o bien, 12 horas de arresto.

Aunque el sacrificio de animales sin apego a las Normas Oficiales Mexicanas, la mutilación, envenenamiento, golpes, quemaduras, actos de zoofilia y organizar peleas, son hechos que además de ocasionar dolor ponen en riesgo la vida de un animal, por lo que se consideraron como “actos de crueldad” y son sancionados desde 8 mil 449 pesos y hasta 25 mil 347 pesos.

La venta de animales en la vía pública, tianguis, plazas, en vehículos y domicilios particulares quedó prohibida cuando no existan permisos expedidos por el ayuntamiento y aunque su multa es de 16 mil 898 pesos, es el acto que contempla más horas de arresto con un total de 34 horas y 24 más, en favor de la comunidad.

Si bien, el reglamento de Pachuca prevé sanciones por la comercialización, está práctica no fue prohibida en su totalidad, toda vez que el capítulo sexto advierte siete artículos para las empresas o personas físicas cuyo interés es la crianza y comercialización de animales; es decir, la venta solo fue regulada.

21 días después de la publicación del ordenamiento de Pachuca, el municipio de Mineral de la Reforma hizo lo propio y a través de decreto número 25 publicó el 18 de febrero de 2019 el Reglamento para la Protección, Tenencia y Trato Digno de los Animales, tras argumentar que los dueños de mascotas carecen de responsabilidad respecto al destino final de las heces de los animales.

También detectó la venta no regulada de las especies, aunado a criaderos en traspatios “que reproducen mascotas de manera no controlada y sin cumplir con las normas de sanidad e higiene”, por lo que publicó el reglamento con 136 artículos para erradicar el maltrato animal de manera física, por falta de alimentación y ausencia de cuidados médicos.

En Mineral de la Reforma también se prevé un padrón municipal de animales no solo de mascotas, sino de especies silvestres y aves de presa, siempre y cuando se cuenten con los permisos y alineación las normas vigentes.

Lo mismo para los animales de carga, ya que el dueño tendrá la obligación contar con un corral amplio, comederos, bebederos, además de agua, alimento y eliminación de heces fuera de la zona urbana; además, quedó prohibido que los animales de carga circulen por vialidades de la alta velocidad. 

El ordenamiento de la Reforma menciona que los propietarios de granjas con animales de corral, rumiantes y porcinos deben proporcionar vacunas para evitar enfermedades, por lo que incumplir alguno de esto parámetros ocasionaría sanciones económicas que no exceden las 40 Unidades de Medida de Actualización; es decir, los 3 mil 379 pesos.

Además del pago de gastos generados en el Centro de Control Canino Metropolitano y arresto hasta por 36 horas de conformidad al Bando de Policía y Gobierno del Municipio.

Aunque ambos reglamentos coinciden en que “los animales deben ser tratados con respeto y dignidad durante su vida”; las sanciones por incumplimiento llegan a conciliaciones antes de multas, la venta de perros no será ilegal cuando exista un permiso, mientras que los comités encargados de vigilar el cumplimiento de los decretos están pendientes, al igual que los fondos municipales destinados a lo que llaman “protección y bienestar animal”.